Es lo que tiene vivir en un convento, que a falta de buenas pollas, hay buenas lenguas como estas monjas que como estan hartas de que la hermana superiora no llame a ningun cura buenorro para montar una orgía cogen y montan una buena escena lesbiana.